Inicio | Equipo | Contacto | Información legal   

Asara

Que es Asara Entorno Actuaciones Reuniones Servicios Danos tu opinión Galeria
Escrito CHD 2014 Escrito Ayuntamiento Propuestas AÑO 2013 Propuestas ante CHD Propuestas Ayto. Medio Ambiente Otros Organismos Otras actividades Resultados encuesta

Propuestas AÑO 2013




NECESIDADES DE ACTUACIÓN EN EL ENTORNO DEL DUERO EN

SAN ESTEBAN DE GORMAZ






El río Duero se acerca a San Esteban en buena parte de su término; esa proximidad ha configurando a lo largo de tantos años, muchas de las características de identidad de la Villa, aportando de paso una serie de indudables beneficios. Esa aportación no es, o no debe ser gratuita; conlleva el compromiso adquirido de prestar a ese, llamemos patrimonio natural , cuantas atenciones sean precisas para mantener su entorno en unas condiciones mínimas de decoro y disponibilidad.

Y por esto, queremos desde nuestra Asociación denunciar lo que, a nuestro juicio, supone un importante deterioro que afecta a elementos significativos de ese conjunto en muy diversos aspectos , no solo en el puramente medioambiental, sino en otros muy directamente relacionados con el urbanismo y la seguridad.

Y lo hacemos conscientes de que la primera reflexión de los receptores de este escrito, tendrá mucho que ver con la escasez de fondos, y en consecuencia con el trabajo que puede suponer buscar recursos para atender esto que hemos dado en llamar necesidades. Somos conscientes. Como también lo somos de que puede haber ideas imaginativas capaces de aportar soluciones para paliar o corregir los deterioros que se citan y aún evitar daños más serios. Claro, eso exige un esfuerzo.

Y pasamos a relacionar elementos y situaciones que, a nuestro juicio, merecen ese esfuerzo que desde Asara se pide:



EL PUENTE.
Citado en numerosos estudios históricos, es un elemento distintivo de la villa . Por muchas razones : Es una muestra muy importante de la arquitectura civil de nuestro pasado que, desde un punto de vista medio ambiental, se integra perfectamente en el paisaje arbolado del Sotillo, al que complementa. Es un atractivo turístico por su carácter histórico y monumental. Y sobre todo, cumple su labor de permitir el paso sobre el Duero a las dos partes de San Esteban (tanto de núcleo como de anexos) y al tráfico rodado al conectar las carreteras nacionales 122 y 110. Resumimos diciendo que, además de su función logística, el Puente, simboliza uno de los motivos de orgullo de los sanestebeños.

Pues bien , este Puente, con todo lo que representa no se libra de los desperfectos. En los pilares centrales pueden apreciarse unas grietas que los recorren de arriba a abajo. Las imágenes que acompañamos darán mejor idea que cualquier descripción. No es nuestra misión evaluar la severidad de estos daños -si son superficiales o profundos, estéticos o funcionales - ni sus posibles consecuencias, pero si creemos que debemos llamar la atención sobre los mismos a quienes puedan, mejor diríamos a quienes deben , hacerlo y actuar con las medidas oportunas, para evitar males mayores.






EL SOTILLO (Alrededores del Puente) Nos referimos en este caso a la zona de arbolado comprendida entre los Canchorrillos y los alrededores del Puente, visible y accesible desde el mismo. Forma parte del mismo paisaje y presenta también evidentes señales de deterioro. La pasada primavera, un incendio, consecuencia de la pelusa depositada por los chopos, afectó a la vegetación de esta zona. Y aunque la reacción para controlar el incendio fue rápida y eficaz, las consecuencias del desastre todavía pueden apreciarse en extensas áreas con árboles y troncos quemados. Si a ese daño causado, se le añade la degradación de los elementos naturales, troncos secos, árboles derribados, matorrales incontrolados, cauces secos y llenos de maleza , …. podemos decir que al lamentable efecto visual del paraje , se añade el riesgo, no descartable, de una repetición del incidente, si vuelven a concurrir circunstancias semejantes. Esperemos que no sea así, pero la verdad es que incendios, inundaciones y otros desastres ocurren inesperadamente. El mantenimiento y la limpieza podían ser el inicio de una serie de acciones preventivas.

Estas son unas pocas imágenes de muestra






LA RAMBLA Y LA ALAMEDA Espacio de recreo veraniego que incluye la zona de baño en el Duero (la única de la provincia aparte de las del Pantano de la Cuerda del Pozo) en ambas márgenes; y una parte del Sotillo al que nos referíamos en el apartado anterior.

En lo que afecta a las instalaciones relacionadas con la Zona de Baño, existen ya unas demandas, que el Ayuntamiento conoce, encaminadas a mantener unas mínimas condiciones de limpieza y seguridad en un espacio que puede acoger en la temporada más de un centenar de personas, y que en la práctica es uno de los recursos y atractivos que San Esteban ofrece en verano.

Y en cuanto a la parte de Sotillo, como zona de esparcimiento próxima está afectada por los mismos problemas (maleza, troncos viejos , suciedad ...) y, en consecuencia, con los mismos riesgos, que se denuncian en el capítulo anterior .





CAMINO DEL MOLINO . Camino y zona arbolada que bordea el Duero por su margen derecha aguas arriba de la Rambla. Es una zona de referencia de nuestro pueblo que muchas personas utilizan, en todas las épocas del años y con propósitos muy diversos relacionados con paisaje, medioambiente , ocio, deporte ,... . Pero este espacio sufrió una importante tala seguida de una repoblación fallida que ha dejado su vegetación en un estado lamentable; el tráfico rodado, que no se limita al camino, afecta en buena parte a la erosión de las praderas naturales; completa el panorama , ya de por si un tanto descorazonador, el descuidado estado de instalaciones y mobiliario urbano; y a esto hay que añadir que los cauces colectores diseñados para verter al río, están prácticamente cegados por malezas y matorrales incontrolados. Al final las expectativas de cualquier visitante que pretenda disfrutar de un idílico y espacioso paraje natural se verán frustradas por la sensación de abandono que se desprende en su recorrido.

Y como en los casos anteriores esa falta de atención puede, si no ser causa, sí desde luego potenciar los efectos desastrosos de cualquier incidente que llegase a afectar a la zona.



A MODO DE CONCLUSIONES A ESTOS APUNTES.

No se trata esta de una relación exhaustiva. No son estas las únicas necesidades de este entorno. Pero reflejan un sentir ampliamente compartido del estado de algunos espacios significativos de San Esteban.

Nuestro primer objetivo es señalar esos estados de abandono que citamos. En realidad estamos trayendo a la luz algo que ya es conocido, al menos parcialmente por los destinatarios de nuestro escrito. En cualquier caso la breve descripción que se adjunta puede recordar su existencia.

Y naturalmente , el propósito final es que se tomen por quien corresponda las medidas que puedan subsanar o paliar las deficiencias que aquí se citan. Sabemos lo de la escasez de presupuesto , lo estamos oyendo cada día. Pero insistimos en apelar a la imaginación. Por ejemplo, y sin ánimo de catastrofismo ¿podemos imaginar lo que supondría , aunque solo sea en términos económicos, un daño de cierta magnitud en el Puente? ¿ o por otro lado, que podría pasar si se repite un incendio, o una crecida importante? Solo en términos económicos , pueden imaginarse cantidades elevadas. ¿ No merece la pena intentar buscar actuaciones preventivas ?

Y podemos , sin caer en lo desastroso, imaginar la capacitad de atractivo (con todo lo que eso puede conllevar) que pueden generar cualquiera de estos recursos una vez que hayan recuperado su dignidad

Pero sobre todo, debemos hacer una referencia a la responsabilidad. La de mantener todo ese conjunto patrimonial de forma que se eviten daños en el mismo que puedan tener consecuencias, considerando ademas que todo ello forma parte de un legado que hemos recibido y que debemos dejar en las mejores condiciones a los que nos sucedan. Y esa es la responsabilidad de todos nosotros; cada uno tendrá que asumir la parte que le toque.

Así pues cerramos nuestro escrito pidiendo en 2013 ese esfuerzo para evaluar con rigor los daños que se aprecian en el Puente , adoptar las medidas consecuentes, desbrozar malezas, quitar troncos caídos y quemados, limpiar cauces, repoblar arboledas…. y cuantas actuaciones sean necesarias para mejorar el estado actual y prevenir en lo posible futuros daños por incidentes fortuitos. Eso pedimos, y apelamos a la responsabilidad que en cada caso corresponda. Por nuestra parte, desde ASARA , manifestamos, de nuevo, nuestra disposición a colaborar si se considera necesario, en la medida en que tengamos capacidad para ello.



Haga clic aquí para obtener acceso a la Galería.